TABERNACULO LA REVELACION DEL SEÑOR JESUCRISTO

 
Album de fotos del Mensaje de Restauracion | Extractos del Mensaje | La Vida de un Cristiano Renacido | AL ENCUENTRO CELESTIAL | TABERNACULO LA REVELACION DEL SEÑOR JESUCRISTO
 
TABERNACULO LA REVELACION DEL SEÑOR JESUCRISTO
 
 
EL MENSAJE DE RESTAURACION
EL AMOR DE DIOS
NOS ES ENTENDIBLE A LOS HOMBRES
(COMPILADOS))
*Ahora, quisiera preguntarle a Ud. algo antes que principiemos. Quiero que me conteste esto y se de cuenta por Ud. mismo. Si Ud. no cree que Dios es un...(Ud. dijo)...que El no haría estas cosas. Para empezar desde el principio... Bien, denme toda su atención si pueden. Escuchen. ¿Por qué Dios mismo castigó a Su propio Hijo y lo mató en la cruz? Dios mató a Su propio Hijo en la cruz. La Escritura dice: "Esto le agradó a Dios, afligirlo, golpearlo y herirlo". Dios le hizo esto a Su propio Hijo para salvarme...
*También quiero citar a Saúl, el gran rey de Israel. Cuando Dios le dijo que fuera a conquistar al Rey de Og y que destruyera todo lo que allí hubiera, hombres, mujeres, niños, y todo...aun el ganado, que no dejara nada con vida. Pero Saúl fue y perdonó algo del ganado. Y Dios quitó el Espíritu de él y se separó de él; y llegó a ser enemigo de Dios...
*Permítame leerle a Ud. algo aquí. Qué de Jericó, cuando Dios envió a Josué al otro lado del río Jordán y literalmente destruyó criaturitas, niños, y todo lo demás, y no dejó nada con vida. El destruyó todo. Criaturitas Filisteas, él las destruyó. Dios se lo mandó. Y si él no lo hubiera hecho, él hubiera tenido que pagar con su propia vida....
*Voy a sacarlo de la confusión en unos minutos. Dios es amor, perfecto amor; pero Ud. no sabe lo que es amor. Por eso es que la gente hoy día no sabe lo que es fe. Dios es amor. El tiene que estar en amor; El es soberano en Su Palabra. Y El tiene que guardar Su Palabra. El tiene que amarlo a Ud. Y si El lo ama a Ud., El tiene que protegerlo a Ud....
*En el mundo antidiluviano, cuando millones y millones y billones de gente habitaban la tierra, Dios envió a un predicador santo llamado Noé, y predicó por ciento veinte años, y les dijo que entraran al arca y todo aquel que no entrara al arca, iba a ser destruido...Y Dios Todopoderoso, quien tiene control de los cielos, envió lluvia que mató a millones de ancianos, jóvenes, y criaturas, que estaban temblando y perecieron en el agua...
*Dios Todopoderoso, El es el Dios de amor, esto es correcto. Y es verdad. Tiene que ser. El ama a los suyos. El tiene que ser soberano en Su Palabra. Así que esto no es como una controversia, sino que lo digo porque no estoy de acuerdo con Ud. El Dios de amor de Ud....

*¡Nunca!, le contesté yo. El no destruye a Sus hijos, ¿pero de quién es hijo Ud.? Dios no destruye a Sus hijos. El está tratando de hacer lo mejor para que ellos entren. Pero es el diablo que se ha soltado quien destruirá a sus propios hijos. Así que Dios solamente permite esto a Satanás....
*Mire. ¿Quién fue quien permitió que lo malo viniese y permitió que Satanás destruyese a Job, el siervo de Dios más perfecto que existió hasta la venida de Jesucristo, y que destruyera a sus hijos y a todo lo que él tenía? Dios envió un espíritu maligno y destruyó todos los hijos de Job y todo, sólo para probar a Su siervo. ¿Verdad que sí? Seguro....
*Oh, yo pudiera quedarme aquí por una hora y mostrarles a Uds., hermano y hermana. Correcto, quienquiera que sea Ud. No mezcle el Espíritu de Dios. Las guerras son los juicios de Dios sobre las naciones. Las destrucciones son enviadas de parte de Dios. La Biblia dice así. Y Dios es un Dios de amor, pero también es un Dios de ira. Y Ud. no va a pararse delante de un Dios amante...Esto ha sido la cosa que ha ofendido a la iglesia de hoy día....
*Lo que Ud. es...Quédese con esto en su mente. Ya voy a terminar. Pero lo que Ud. es aquí es una señal de lo que Ud. es en alguna otra parte. Uds. Cristianos, siempre quisieron andar en perfección. Hay perfección, pero esta perfección no es de esta vida. Pero cada hombre y mujer que es Cristiano aquí, cada persona que es Cristiana aquí, ya está glorificada en la Presencia de Jesucristo. Y Ud. tiene otro cuerpo. Ud. no lo tendrá algún otro día, Ud. lo tiene en estos momentos. En estos momentos hay otro cuerpo esperando por Ud. si este muriera. Pudiera Ud. pensar en esto. Estudie esto por un minuto....

Rev.W M BRANHAM
Rev. William Marrion Branham :
En eso me sentí fuera de mí. Uds. dos se acuerdan. Yo estaba en el oeste, y los Angeles estaban viniendo hacia el oriente. Y cuando llegaron adonde yo estaba, fui levantado para estar con ellos. ¿Se acuerdan? Estaban viendo hacia el oriente. Y el hermano Sothmann, sentado aquí hoy, es testigo, y tambien el hermano Norman. Yo por poco le persuadí a que se quedara para hallar aquel animal. ¿Es correcto hermano Sothmann? Allí lo ven Uds. Pero El ya me habia dicho que "No lo haría". Yo no dije más, seguí adelante. Entonces estábanos sentados al lado de la carpa aquel día cuando UD., hermano Sothmann, se acuerda que unas cosas estaban siendo reveladas, en eso les hice jurar a UDs. dos, ¿donde esta el hermano Norman? Alli esta. Les hice jurar que no mencionara lo que estaba sucediendo, ¿Es correcto? Entonces ¿di la vuelta y me fui a la carpa? ¿Es correcto? Fue porque esto era lo que estaba sucediendo. Fue exactamente lo que era. Y sabiendo que no podía decir nada hasta que ya hubiera sucedido, y ver si la gente lo estaba entendiendo o no. ¿Y notaron que dije que uno de esos Angeles era muy raro? Me pareció muy distinto a los demas. Estaban en una constelación con tres a cada lado y uno arriba; y el que estaba a mi lado, contando desde la izquierda hacia la derecha, ese seria el séptimo ángel. El era más brillante y significaba más para mí que los demás. Les dije que tenía el pecho así robusto y estaba volando hacia el oriente. Les dije tambien que: "Me levantó, me alzó". ¿Se acuerdan?- Los Sellos Pagina 468 y 469 en español Por William Marrion Branham Ahora, a medida que esto fue subiendo... Tenemos la fotografía allá afuera en la cartelera. Tengo esta fotografía aquí mismo para ver si Uds. Notan como la revista Life la publicó. Pero yo me pongo a pensar si mi congregación aquí visible ha mirado esta fotografía como en verdad debe ser vista. Uds. se acuerdan que yo estaba predicando cuando llegó esta visión. Estaba predicando sobre el tema del Libro de Apocalipsis, en donde vimos a Jesús en Apocalipsis capítulo uno. Cuando comenzamos a abrir las Siete Edades de la Iglesia, antes de la apertura de los Siete Sellos, Cristo estaba parado con cabello blanco como la lana. Entonces yo les hablé en detalle de cómo se hacía con jueces en Inglaterra y los jueces de la antigüedad, cuando éstos subían al tribunal a prestar juramento cuando la suprema autoridad les era dada; ellos se ponían una peluca blanca sobre su cabeza que demostraba su autoridad suprema. Bien, si Ud. toma la fotografía, y le da vuelta en esta forma, y la observa (la deben ver desde toda la audiencia), es Cristo. ¿Pueden ver Sus ojos mirando tan perfecto como lo puede ser, usando la peluca blanca de Suprema Deidad y Juez de los Cielos y la tierra? ¿ Pueden ver Sus ojos, Su nariz y Su boca'? Solamente denle vuelta a la fotografía al contrario de como fue publicada, a esta posición, tal como debe ser. ¿Lo pueden ver? El es el Juez Supremo y aparte de El no hay otro. Esta es otra identificación perfecta; es una vindicación más de que este Mensaje es la Verdad. ¡ Es la verdad! Y aquí está mostrando, con la peluca blanca, que El no es una tercera persona, sino la UNICA PERSONA. ¿Pueden ver claramente lo oscuro, Su cara, Su barba y Sus ojos? Y noten: El está mirando. Desde El mana esta Luz resplandeciente, en la cruz El miró hacia la derecha, donde perdonó al malhechor. Aún marchamos en Su Nombre, en la Luz de Su Resurrección. Ahora, ! aquí está! Era el que tenía el séptimo Sello, lo cual he mantenido como una pregunta en mi mente toda mi vida. ! Amen! Los otros Sellos significaron mucho para mí, desde luego; pero Uds. no se imaginan lo que ha significado este séptimo. EXTRACTO DEL MENSAJE: "YA SALIDO EL SOL" ( EL PODER VIVIFICADOR) Jeffersonville, Indiana 18 de Abril de 1965 Tabernáculo Branham Por William Marrion Branham






La Palabra

“Ni por un momento traigo un mensaje al pueblo para que ellos me sigan, o se unan a mi iglesia, o para iniciar algún compañerismo y organización. Yo nunca he hecho eso y no lo voy a hacer ahora. Yo no tengo ningún interés es esas cosas, pero si tengo interés en las cosas y pueblo de Dios, y si yo puedo llevar a cabo solo una cosa estaré satisfecho. Esa cosa es ver establecida una verdadera relación espiritual entre Dios y el hombre, en la cual el hombre llega a ser una creación en Cristo, lleno con su Espíritu y que viva de acuerdo a su palabra”

WILLIAM MARRION BRANHAM
El Angel Aparece

El libro de los Hechos registra muchos eventos espirituales los cuales sucedieron a hombres de Dios durante el primer siglo de la Iglesia. El Apóstol Pablo fue uno de esos hombres cuya vida fue tocada constantemente por extrañas experiencias. Aún su conversión, como vemos en el capítulo 6, fue extraña, fue derribado por una Luz más brillante que el sol de mediodía. Así mismo esa extraña Luz fue la que apareció el 11 de Junio de 1933, sobre el Río Ohio, en presencia de cientos de testigos, cuando una voz habló desde ella y le dio al Hermano Branham su comisión. Los capítulos anteriores hablan del extraño nacimiento del Hermano Branham y de muchos de los insólitos acontecimientos, tales como remolinos apareciendo, voces hablándole, y adivinadores diciéndole que había una señal que le seguía. Así también fue con Pablo y el raro fenómeno en su vida por el cual glorificamos a Dios. Piense cuán maravilloso que Dios lidió con Pablo en esta manera, y compare sus experiencias con las del Hermano Branham.

Una de las extrañas experiencias de Pablo consistió en una visitación celestial la cual ocurrió cuando él fue enviado a Roma como prisionero, a cargo de un capitán de soldados Romanos. Antes de que embarcaran en Creta, Pablo le dijo al capitán del barco que no deberían de partir. Pero el capitán, siendo un experto en el mar, consideró que él conocía las mareas, condiciones del viento, clima y el mar mejor que Pablo, así que partió de todas maneras. Estaban apenas a pocos días de la isla cuando una furiosa tormenta los azotó. Ellos tiraron los aparejos y descargaron cosas para aligerar el barco que no hundirse y perecer todos. Pablo estuvo en silencio por un tiempo, como leemos en Hechos 27:21,22:

Entonces Pablo, como hacía ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Habría sido por cierto conveniente, oh varones, haber oído, y no zarpar de Creta tan sólo para recibir este perjuicio y pérdida.

Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave.

Ud. tendrá que admitir que ésta fue una muy extraña declaración de un hombre, en sí mismo un prisionero, hacerla a aquéllos a cargo de la nave. Cuando cada uno estaba temiendo por sus vidas, estaba diciéndoles que debieron escucharle, pero ahora deberían tener buen ánimo, pues ninguno perecería, mas la nave se perdería. ¿Sobre qué autoridad pudo un hombre como Pablo, un prisionero, hablar tal declaración? Verso 23 dice:

Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo,

Diciendo: Pablo, no temas; (Note que el ser angelical primero calmó el temor del hombre, Pablo, diciéndole que no temiera.) es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.

Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.

Ahora, ¿por qué habló Pablo con tal autoridad? Fue porque Dios envió un ángel para estar ante él y Pablo habló las palabras que este ángel le dijo. Siendo que el ángel era un mensajero de Dios, Pablo podía decir, “Así dice Dios.” Ud. sabe cómo terminó la historia. La nave se perdió, aunque ellos trataron de salvarla de muchas formas. Una vez, iban a matar a los prisioneros para que no escaparan, y Pablo se los impidió. Los marineros trataron de huir y apartarse del resto de ellos, y Pablo le dijo al capitán que no los dejara hacer eso tampoco. Pablo sabía que Dios tenía una manera para salvarlos, pues se le había dicho que no habría pérdida de vidas. Ve Ud. ¡cuán importante es el guardar la Palabra de Dios! Si Dios envió un ángel para decirle a Pablo cómo hacerlo, esa era la manera que debería de hacerse. Pablo no podía cambiarlo. El capitán no podía cambiarlo. El militar no podía cambiarlo. Tenía que ser exactamente como el ángel de Dios dijo a Pablo. Ahora leyendo esta historia, nos regocijamos en nuestros corazones respecto al ángel que le apareció a Pablo, pero yo quiero testificar de un ángel que le apareció a un hombre de Dios en este siglo veinte.

Después de la extraña niñez del Hermano Branham, y después de su conversión, los años pasaron, y él sirvió a Dios lo mejor que pudo de acuerdo a su habilitad como Pastor y obrero en el reino de Dios. Él tuvo un trabajo de guardián de cacería en Indiana. Era el principio de un tremendo cambio en su vida y ministerio, que ocurrió el 7 de Mayo de 1946. Comenzó cuando él iba a un viaje de cacería con un amigo, precisamente mientras caminaba bajo un árbol de arce en frente del jardín de su casa, en la calle Octava en Jeffersonville, Indiana. Mientras pasaba bajo el árbol, él relata que un fuerte y poderoso viento vino sobre el árbol. Pegó en la parte alta del árbol y le pareció que el árbol sería destrozado. El tremendo impacto lo hizo a él tambalearse. Su esposa y otros corrieron donde él, pensando que había sido herido. Él se volvió a ella y le dijo estas palabras, “Por más de veinte años no he sido capaz de entender este misterio, este extraño sentir en mí. Yo no puedo seguir así. ¡Tengo que encontrar la respuesta! ¿Es esto de Dios? ¿De qué se trata todo esto?” Él le dijo que se iba a ir, que la dejaría a ella y a los niños para buscar a Dios con su Biblia en oración y que él encontraría la respuesta o ya no iba a regresar. (Su sermón de Desesperación habla de cómo uno tiene que desesperarse en el deseo por tener a Dios reinando en su vida.) Piense cuan angustiado debía de haber estado en esta hora para decirle a su esposa que no regresaría sin una respuesta de Dios. Yo pienso en eso como practicando lo que él predicó. Qué difícil para un hombre decidir hacer eso. Qué dedicación a Dios: conocerle o morir. Ojalá que así sea en todas nuestras vidas.

Habiendo hecho su decisión y declarado sus intenciones, el Hermano Branham se fue sólo a buscar a Dios en un lugar secreto, determinado a conocer la respuesta y a encontrar paz en su corazón respecto a éste extraño sentir y esas manifestaciones. Escondiéndose de todos se fue a un lugar secreto para orar donde no pudiera ser molestado, se humilló a si mismo sobre su rostro postrándose delante de Dios. Ahora en el libro Un Hombre Enviado De Dios se hace mención (como el mismo Hermano Branham frecuentemente declaró) que él estaba en la cabaña en Green’s Mill. Esa cabaña ya no existe; se ha deteriorado y podrido hasta el piso. El Hermano Branham, hablando en la cinta La Historia De Mi Vida no mencionó todos los detalles pequeños, como se lo dijo a su esposa e hijos, y como me dijo a mí personalmente; pero a donde él fue esa noche, aunque estaba en la cabaña del guarda bosques, fue en una pequeña cueva cerca de la cabaña. Dios, de alguna manera o de otra manera en la juventud del Hermano Branham, lo guió a una cueva de la cual él ha hablado constantemente en sus últimas cintas y donde él dice que ningún hombre podría encontrarla. La cueva está amueblada por la naturaleza como para su mismo uso propio, pues en el interior hay una roca redonda con la forma de mesa, una roca en forma de silla, y también un lugar para un hombre para acostarse y dormir. Él no puso nada de esto allí, simplemente ya estaban allí. A mi entender, la única persona que alguna vez ha estado en esta cueva aparte del Hermano Branham fue su esposa, la Hermana Meda. Él una vez la llevó allá. Ha habido hombres que han pasado cinco o seis días en esos bosques en busca de ella, y su ubicación aún permanece en secreto. Pero el Hermano Branham me dijo a mí que él estaba en la cueva cuando el ángel se le apareció. Espero que esto no sea una piedra de tropiezo para alguien, porque el Hermano Branham dijo, “en la cabaña del guardabosques,” y porque él menciona la palabra “piso,” y mirando fuera de la “ventana,” que él tenía que haber estado dentro de la cabaña. Siendo que nadie ha visto la cueva, no sabemos cómo se mira, excepto por la descripción. Pero él me dijo que estaba en la cueva cuando el ángel se le apareció el 7 de Mayo de 1946. Así como en 1964, cuando le dije, “Señor, percibo que tú eres un profeta,” él dijo, “Hermano Pearry, yo no digo nada al respecto en público, porque la gente no entiende lo que es un profeta.” Yo estoy seguro que él no mencionó la cueva tanto cuando comenzó su ministerio, que como lo hizo después, porque no quiso explicarlo a todos. Él hubiera podido decir que estaba en la cabaña del guarda bosques, siendo que estaba en esa localidad, eso hubiera sido suficiente, porque no estaba dispuesto a decirle a nadie donde estaba la cueva de todos modos.

El Hermano Branham permaneció postrado sobre su rostro en la cueva delante de Dios. Cuando él oraba con su corazón en sinceridad, pidiéndole a Dios, dice que se sentó y esperó por la respuesta. Él sólo estaba sentado, esperando en Dios que contestara. ¿Cuántas veces hemos oído decir, “los qué esperan en Jehová…”? A menudo cuando oramos, nosotros hacemos la parte, y tan pronto que acabamos de hablar, nos levantamos y nos vamos. Él dijo que el secreto después de orar es tener paciencia para esperar hasta que Dios decida contestarnos. Eso es, si usted cree que Dios le ha escuchado, entonces espere por la respuesta. El Hermano Branham se había encomendado a la voluntad de Dios en su vida. Era como a la onceava hora que miró una luz tenue aparecer delante de él. Miró arriba y se levantó para moverse hacia esta luz y allí colgaba esa gran estrella. No tenía cinco puntas como una estrella, pero más bien se miraba como una bola de fuego. Luego, escuchó pasos, y un hombre de gran estatura se acercó a él. El hombre pesaba quizás doscientas libras, tenía piel oscura, sin barba, con cabello hasta los hombros. Cuando el hombre le miró, el Hermano Branham se puso muy temeroso, pero el extranjero lo miró en una manera amable y comenzó a hablar. Así como un ángel se paró ante Pablo y le dio instrucciones, así este ángel se paró ante el Hermano Branham y lo instruyó. Yo he puesto estas instrucciones aquí en siete categorías:

“¡No temas!” Dijo el ángel, poniendo al Hermano Branham tranquilo, y continuó, diciendo, “Yo soy un mensajero enviado a ti desde la presencia del Dios Todopoderoso.” Esa fue la primera frase, calmado todo temor e identificándose a si mismo.

En la segunda fase, le habló al Hermano Branham acerca de su vida, diciendo, “Quiero que sepas que tu vida extraña ha sido para un propósito preparándote para hacer un trabajo que Dios te ha ordenado a hacer desde tu nacimiento.”

Tercera pase: el ángel le dijo que habría requisitos que él tenía que llenar y guardar. Él dijo, “Si tú eres sincero, y puedes hacer que la gente te crea…” Y luego fue a la cuarta fase; los resultados:

Él dijo, “¡…nada se interpondrá ante tus oraciones, ni aún el cáncer!”

Ahora noten las palabras del ángel hasta hoy. Él puso al Hermano Branham en calma y se identificó a sí mismo. Le dijo que sabía acerca de su vida pasada y el propósito. Él también le dijo que tenía que ser sincero, y que la gente tenía que creerle. Quiero decir esto en mis propias palabras: Si un ángel de Dios le dice al Hermano Branham que él tiene que ser sincero, ¿cuánto más se nos ha dicho que seamos sinceros? También era importante que él hiciera a la gente creer, por lo tanto, si usted no cree que el Hermano Branham fue el profeta de Dios para esta edad, entonces su mensaje y su ministerio no fueron para Ud.

La quinta fase del mensaje del ángel fue una advertencia a la gente de que confesaran sus pecados antes de que vinieran delante de este hombre de Dios, y que él le iba a decir a la gente que sus pensamientos hablaban más fuerte que sus palabras delante del trono de Dios. Esta fue una advertencia para todo humano.

Después, el ángel entró a la sexta fase y le dijo al Hermano Branham cosas concernientes a su vida y su futuro ministerio. Se le dijo que predicaría ante multitudes por todo el mundo, que se pararía y llenaría auditorios, y que muchos serían rechazados por falta de lugar. Su iglesia en Jeffersonville vendría a ser un lugar céntrico a donde se reuniría gente de todo el mundo, buscando sus oraciones para su liberación. (Recuerde, el Hermano Branham era un indocto, odiado, joven rechazado en esa ciudad. Había ocasiones, por causa de la vida de su padre, que al caminar por la calle la gente se cruzaba al otro lado para no caminar cerca de un Branham. Ellos fueron tan pobres que él no tenía ni una camisa para ir a la escuela, así que usaba su abrigo y lo abrochaba hasta arriba. Un día, cuando tenía ocho años, quiso escribir un poema que vino a su mente y tuvo que pedir un lápiz y un pedazo de papel prestado de un compañero. Él no tenía nada propio. Sin embargo, aquí estaba un ángel de Dios parado diciéndole de un fabuloso ministerio por venir. La Hermana Branham me dice que cuando él vino a casa le dijo esto, y cuando recibió su llamado a su primera reunión en St. Louis, Missouri, que ella tuvo que tomar sus camisas blancas, quitar los cuellos gastados y voltearlos al revés, era tan pobre que no podía comprarse una camisa nueva. Él ni si quiera tuvo pijamas y ellos le dieron unas en St. Louis. Él vino a casa con ellas, muy orgulloso, pues nunca había sido dueño de unas en su vida.) Pero, aquí estaba un ángel de Dios diciéndole, “Predicarás ante multitudes, y miles alrededor del mundo vendrán a ti por oración y consejo.” No solo eso, pero el ángel continuó diciendo, “Tú orarás por reyes, gobernantes, y potentados.” Se pregunta Ud., “¿Sucedió esto?” Veamos si sucedió.

El Hermano Branham regresó a su pequeño tabernáculo la siguiente semana, y los ancianos le contarían de un joven sincero que hablaba sin una duda en su mente relatándoles lo que el ángel le había dicho, “Habrá miles que vendrán aquí, y se amontonarán. Usted no encontrará asiento a menos que sea sincero con Dios y venga temprano.” La gente de la ciudad, personas educadas, observándolo le dijeron, “Bueno, Billy Branham, ellos nunca harán eso.” ¿Pero lo hicieron? En los expedientes del Hermano Branham hay una carta del recién fallecido Rey Jorge VI de Inglaterra, agradeciéndole por acudir a él cuando el rey pidió oración, y sanó de una enfermedad en una pierna. También un día en una reunión, un congresista conocido, miembro del congreso de los Estados Unidos por años, confinado a una silla de ruedas, estaba sentado atrás en el pasillo del auditorio mientras el Hermano Branham estaba predicando su mensaje de fe y sanidad. Como Pablo en el libro de Los Hechos, paró su sermón, miró hacia este hombre y dijo, “Señor, veo que Ud. tiene fe para sanar. Levántese y camine sin esa silla de ruedas.” Y el Congresista Upshaw, quien había estado confinado a la silla de ruedas por más de 60 años, se puso de pie y caminó por el pasillo, alabando a Dios. Regresó a Washington, D.C., se paró en los escalones del Capitolio, y declaró a William Marrion Branham ser un profeta de Dios del siglo veinte. Fielmente, mientras vivió, el congresista envió al Hermano Branham un sombrero Stetson para Navidad cada año. En contraste, hubo otra gente en el mundo que lo rechazó como a un desconocido. Simplemente no escuchaban, o no podían oír.

La sanidad del Congresista Upshaw fue publicada por selecciones del Reader’s Digest. ¿No es esto interesante que dos maravillosos artículos de sanidad como éstos en la vida y el ministerio del Hermano Branham fueran publicados por la revista de mayor circulación en el mundo después de la Biblia, Reader’s Digest? La gente dice, “Lo leí en el Reader’s Digest,” de la misma manera que otros pudieran hablar de la Biblia. Era nada menos que Dios ordenándolo para que el mundo pudiera saber que había enviado un profeta. Si tan solo hubieran escuchado.

El Hermano Branham tuvo la oportunidad de visitar al Papa Pío XII cuando estuvo en Roma. Se le instruyó en lo que tendría que hacer para ganar una audiencia con este potentado, cómo acercarse al Papa y que debería de besar el anillo. Esto fue demasiado para el Hermano Branham, dijo, “Olviden la entrevista. Yo no haré eso a ningún hombre sino a mi Señor y Salvador.” Aquí me interpongo yo, y tomo los resultados de persecución que vendrán: me pregunto, cuando Billy Graham vio al Papa, ¿besó su anillo? Cuando el Presidente de los Estados Unidos fue allá, ¿besó su anillo? [Pero] Ud. nunca tendrá un profeta que lo haga. Mire la historia del horno ardiente en el libro de Daniel en el Antiguo Testamento; los hebreos rehusaron postrarse a la imagen. Esta era una imagen, de acuerdo a la palabra del profeta, ¡de un hombre santo!

La séptima fase del mensaje del ángel consistió en las diferentes etapas del ministerio del Hermano Branham. Algunas personas se refieren a éstas como la primera y segunda señal. Pero el Hermano Branham habló de ellas como los “tres jalones.” (Como los jalones que el pescador hace para atraer al pez, poniendo el anzuelo, y agarrando al pescado.) El ángel dijo que, bajo la unción, él sería capaz de tomar a la gente de la mano y el espíritu de enfermedad en esa persona causaría tal conmoción y resentimiento cuando hiciera contacto con su espíritu, que él sería capaz de sentir la vibración físicamente en su mano. Diciéndole a la gente cual era la enfermedad, inspiraría la fe de la audiencia, y ellos también creerían. Para mostrar que esto es Escritural, Ud. debiera leer Éxodo el capítulo 4, versos 1 al 8, donde habla de la señal en la mano que Dios primero dio a Moisés. Moisés tenía que poner su mano en su seno, y se llenaba de lepra mientras la sacaba. Y al poner su mano otra vez en su seno se pondría normal. La señal en la mano del Hermano Branham le fue dada, así como a Moisés, para inspirar la fe de la gente, para hacerles reconocer que aquí estaba un hombre enviado de Dios.

Cuando por primera vez vi al Hermano Branham, ésta era la fase de su ministerio, el “jalón,” manifestándose. Cuando venían ante él, a menos que pudiera ver visiblemente su dolencia, como ceguera, lisiados, o parálisis, él los tomaba de la mano y, si tenían pecado en su vida, les decía primero su pecado. Eso si ese pecado no había sido confesado ya y puesto bajo la sangre de Jesucristo. Él les advertía, “Confiesen sus pecados antes de venir.” Un demonio al cual siempre reprendió fue el del cigarro, tabaco. Él reconoció en ese tiempo, antes que la Asociación Médica Americana y el Departamento de Salud, Educación y Drogas lo supieran, que el cigarro causaba cáncer. Él pudo ver y conocer el espíritu de tal cosa, y lo denunció allá atrás en los cuarentas. Eso sucedió antes que las mujeres realmente comenzaran a fumar. En ese entonces no se miraban muchas mujeres fumando. Ud. nunca vio un anuncio en revistas de mujeres fumando. Pero después que la industria de tabaco tuvo a todos los hombres, comenzaron a hacerlo popular entre las mujeres para fumar, y ahora la industria también las muestra con puros y pipas. Ellos han alentado la avanzada degradación de la mujer haciéndola ver fascinante y deseable, tanto que beber como para fumar. Hoy día Ud. no ve un anuncio mostrando los productos de la industria del licor sin que haya una mujer allí. Así como las mujeres se han deteriorado, así la iglesia se ha deteriorado. Las mujeres son tipo de la Iglesia. No hay manera que el hombre pueda prevenirlo. Será exactamente como el ángel le dijo al Hermano Branham en 1946. Así como el ángel instruyó a Pablo y sucedió como se le dijo, así será con el mensaje de este ángel, porque vino de Dios a un profeta de esta generación.

La segunda señal, o “jalón,” iba a ser el conocer los secretos del corazón. Sería capaz de hablar con la gente y así sabría sus nombres y otras cosas acerca de ellos. (Recuerde, la palabra de Dios es más filosa que una espada de dos filos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.) La gente comenzó a ver esta manifestación a fines de los cincuenta y principio de los sesenta en el ministerio del Hermano Branham. Visiones subsiguientes y acontecimientos en los últimos meses de su vida, le revelaron el propósito de la primera señal. Era el descubrir y manifestar a todos los imitadores. Y así fue, algunos vinieron con la señal en su mano izquierda, otros en su mano derecha, otros con una punzada en su codo, algunos en el espinazo, y otros lo sentirían en el oído derecho. Todo fue para mostrar que había tipos como Janes y Jambres aún en esta generación, porque ellos lo hicieron por ganancia deshonesta, y sin ninguna preocupación por el pueblo o por la Palabra de Dios. Jesús dijo, “Yo no puedo hacer nada hasta que me lo enseñe mi Padre.” La gente vino al Hermano Branham y dijo, “Ore por mí; Dios le ha dado a Ud. la autoridad.” Él respondió, “Sí, yo tengo la autoridad, pero no tengo el mandamiento.” Él no lo hacía hasta que Dios se lo mostrara. Gracias a Dios por uno que se quedó con la Palabra.

Cuando el segundo jalón comenzó, discerniendo los pensamientos y las intenciones del corazón, vino una nueva cosecha de evangelistas, y ellos también podían decir los secretos del corazón y decir, “Así dice el Señor.” No hay espacio para decirlo todo, pero para entenderlo por completo, de acuerdo a la revelación del Espíritu Santo y la luz de la Palabra de Dios, puedo encontrarlo en el mensaje del Hermano Branham, Los Ungidos Del Tiempo Del Fin. Es una unción genuina del Espíritu Santo, pero son vasos falsos. Ud. se pregunta, ¿dónde está eso en la Biblia? Mateo 7 dice que habrá aquéllos que digan, “Señor, Señor, ¿no echamos fuera demonios en tu nombre, y levantamos muertos, y sanamos al enfermo?” Pero, Jesús les contestó, “Apartaos de mí, obradores de iniquidad, yo nunca os conocí.” Hubo personas que vinieron haciendo señales y maravillas, y si hubiera sido posible hubieran engañado al mismo elegido. ¿Por qué? Porque ellos tuvieron las señales, pero no tuvieron la Palabra de Dios para traerla al cuerpo de la Novia.

El Hermano Branham tuvo una visión donde estaba tratando de poner una cinta grande en un zapato de niño y no pudo hacerlo porque la cinta era más grande que el ojal del zapato. En la segunda parte de esta visión, estaba pescando y comenzó a enseñar a otros cómo pescar. Esto después fue interpretado diciendo que cuando él vino con la señal en su mano había tratado de explicarlo a la gente. El Espíritu del Señor le habló y le dijo, “Tú no puedes enseñar cosas espirituales a niños Pentecostales.” Esto fue cuando él estaba tratando de poner esta gran cinta en el ojal del zapato y cuando trató de enseñar a otros predicadores cómo hacer la misma cosa que él estaba haciendo.

Pero vendría el tercer jalón, y Dios le dijo cuando se lo reveló, “¡Guarda este secreto en tu corazón!” El Hermano Branham comentó, “Cuando me vaya, yo tendré este secreto encerrado en mi corazón.” El tercer jalón, la fase final de su ministerio; él dijo, “Esta será la cosa que llevará a la Novia en el Rapto
 
Imagen
DIOS HABLA POR MEDIO DE SU PROFETA
WILLIAM MARRION BRANHAM:

La Santa Escritura registra las vidas y los hechos de hombres que anduvieron con Dios y fueron tan ungidos con Su Espíritu que ellos podian declarar ASI DICE EL SEÑOR, y sus palabras eran vindicadas por señales y maravillas. Ellos eran los profetas de Dios, y la Voz de Dios para su generación.

En esta generación, casi dos mil años desde el principio de la edad apostólica, la gente del siglo veinte también ha atestiguado el ministerio de un profeta vindicado de Dios. Su nombre fue William Marrion Branham, y su ministerio cumplió lo profetizado en el Antiguo Testamento en Malaquías 4:5 "He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día del SEÑOR, grande y terrible."

He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día del SEÑOR, grande y terrible.
Malaquías 4:5

Desde los días de la Biblia el mundo no ha atestiguado algo que pueda ser comparado al ministerio del Hermano Branham. Cuando el apareció en el proscenio nacional en 1946, produjo la chispa que encendió un periodo de grandes avivamientos de sanidad divina que paso rápidamente a travéz de toda América y el mundo entero.

En la actualidad, el es reconocido por historiadores Cristianos como el "padre" y "pionero" del avivamiento de sanidad divina de los años 1950 que transformó el movimiento Pentecostal y en última instancia dio lugar al movimiento Carismático, que hoy influye casi en toda denominación Protestante.

Durante veinte años, y ante millones de personas, William Branham demostró el Don de Discernimiento y la Palabra de Conocimiento (conociendo los secretos del corazón de una persona) con una exactitud infalible que no había sido antes vista, y no ha sido hacho nada igual desde entonces.

Su ministerio de sanidad fue legendario, en la opinión de muchos, el desaprovechó el gran don que Dios le había dado por tratar de predicar. Pocos líderes de iglesia fueron capaces de ver más allá de su carencia de educación y reconocer el objetivo del don, que no debía atraer la atención hacia el hombre, sino a la Palabra que estaba siendo restaurada. La promesa de Mateo 17:11 fue cumplida: Respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas.

Hubo una razón por que Dios escogió a William Branham para ser Su Voz para esta generación. El fue un hombre que no fue moldeado a entendimiento teológico o bajo influencia de barreras denominacionales, por lo tanto el no vaciló en señalar a la gente de todos los credos hechos de hombres y tradiciones, y traerlos a la Palabra original, tal como fue enseñada por los padres apostólicos. El no tenía ninguna ambición o agenda particular, escogiendo en cambio permanecer como un siervo humilde de Dios, nunca aspirando a un estilo de vida rodeado de lujos o promoverse mas arriba de los demás. El vivió su vida en total sumisión al liderazgo del Espíritu Santo.

La profunda unción que rodea su ministerio, y las manifestaciones extraordinarias de lo sobrenatural que tuvo lugar en todas partes de su vida claramente lo identificaron como un profeta Ordenado por Dios.

Los efectos de este ministerio no han sido disminuidos por el pasar del tiempo. Hoy hay cerca de medio millón de personas por todo el mundo que son seguidores del Mensaje que Dios trajo a Su pueblo a traves del ministerio del Hermano Branham. Millones de libros conteniendo sus sermones son impresos anualmente. El trabajo de traducción en este momento es llevado a cabo en más de 40 lenguajes. Cientos de miles de grabaciones de sus sermones en cinta son distribuidos cada año. El esfuerzo misionero se extiende a lo largo del mundo entero.

ACCION MISIONERA:

Al meditar profundamente en las enseñanzas que el Señor nos trajo por medio de Su profeta, el hermano William Marrion Branham, y trazando un paralelo con el estado actual de las iglesias que han creído el Mensaje de la Hora vemos que muchas cosas están fuera de foco, cuando en realidad, este Mensaje vino a guiarnos a toda la verdad y a restaurarnos a través de ella para que la vivamos.

Nuestro Elías puso otra vez el hacha en la raíz de los árboles (ministros) y atacando al espíritu denominacional dijo que los "ismos" dañaron toda la cosa. Y nosotros como ministros de este Mensaje predicamos eso continuamente, pero no hemos despertado a la realidad de poder entender que en nuestros medios también entró ese mismo espíritu. Y si en los días del apóstol Pablo y en los días del hermano Branham la Palabra no podía estar dividida, tampoco este Mensaje de Dios debe estar dividido en los días de la Novia, y mucho menos, cuando nos encontramos tan cerca de la Venida del Señor.

El profeta para esta edad dijo que no hay hombres grandes entre nosotros, sino que el único grande es Jesucristo.

De tal manera, si el Señor constituyó el Ministerio Quíntuple (Efesios 4:11) para la perfección de los santos, entonces este Ministerio debe obrar en armonía con la Palabra, y si no es así, entonces no puede producir lo que está Escrituralmente prometido, y el profeta dijo que ése es el Ministerio de la Novia.

Nuestro profeta se dedicó a estudiar la Iglesia Primitiva, y dijo que observó cómo esos hombres se movían en esa Edad. Y si el espíritu de Elías estuvo en él, los que hemos seguido el Mensaje debemos movernos como ellos se movieron. Si miramos la Escritura, el gobierno del Espíritu Santo trajo primeramente apóstoles y discípulos, luego produjo diáconos, y más tarde manifestó maestros y profetas. Pero no constituyó inmediatamente a pastores. No fué sino hasta después cuando los apóstoles enviaron a sus colaboradores para que corrigieran lo deficiente que encontraran en esas iglesias y establecieran entonces a los ancianos en cada una de ellas e incluyeron además, los requisitos para ser anciano u obispo de una congregación local.

El profeta dijo que la Iglesia Primitiva es nuestro patrón a seguir, y si él lo dijo sencillamente repito unas palabras que oí de los labios del hermano Billy Paul Branham en una cierta reunión, cuando dijo: "Dios lo pensó, el profeta lo habló y yo lo creo".

Creo que es urgente que despertemos y entendamos estas cosas tan sencillas pero transcendentales para nuestra restauración. Eliezer ya encontró carácter en la Novia, pero dijo el profeta que después de eso, ella necesitaba ser preparada para el viaje. La Novia y el Ministerio Quíntuple necesitan encontrar su posición correcta y eso depende de nosotros, por que Dios habló por Su profeta y dijo que la autoridad del Espíritu Santo está hoy en Su iglesia.

El cuerpo de Cristo tiene los cinco oficios dentro de él, pero si no entran en la armonía del Espíritu será difícil saber cuánto estamos obrando para Su Reino. Cada líder debe encuontrarse con su llamamiento y tomar su posición correcta dentro del Cuerpo del Señor, pues el Señor mismo es el que constituye a cada hombre en su oficio. Es tiempo de meditar en la manera en que estamos obrando en nuestros ministerios y ver si hemos ministrado de acuerdo a la Palabra. Es tiempo de observar en qué nos hemos enredado, pues el profeta dijo que siempre somos los líderes los que enredamos todas las cosas, y no el pueblo.

Una cosa que tal vez pasamos por alto muchos de nosotros como ministros es que nuestro profeta enseñó que en todo llamamiento existen tres pasos:

El ser llamado
El ser instruido
El ser enviado

Las cintas del Mensaje son el ingrediente básico para el sustento de todos nosotros, pero para la instrucción se necesita la participación de hombres maduros constituídos por el mismo Señor en el Ministerio Quíntuple para que la Novia se fortalezca bajo la sombra de cinco árboles fuertes que tengan sus raíces profundamente enterradas en la tierra. En uno de sus mensajes el profeta dijo que le gustaría tener una escuela donde él pudiera preparar hombres para enviarlos al campo misionero.

El profeta dijo que cada creyente de este Mensaje debería ser un misionero, y que si alguien no es llamado a predicar en el campo misionero debería ayudar a que otros vayan; así que toda iglesia local debería ser instruída para apoyar todo trabajo misionero.

El hermano Branham regularmente rehusaba tomar ofrendas, pero en una ocasión el hermano Baxter le dijo que no lo hiciera porque eso sería un tropiezo para la bendición del pueblo, y el profeta reconoció que eso era verdad.

Entonces, ¿qué es Acción Misionera? Es una manera de decir: Actuemos, despertemos, unamos hombro con hombro y obremos juntos para el Reino de Dios. Dejemos atrás la Edad de los Pentecostales, actuemos como un grupo de hombres con diferentes oficios y dones obedeciendo la voz de un profeta enviado por Dios para edificar al Señor una casa limpia que pueda recibirlo en Su venida.
MAS ALLA DE LA CORTINA DEL TIEMPO

Y mire y al mirar ahí estaba yo parado nuevamente junto a aquel árbol ahí donde estaba la ardilla mire hacia arriba y pensé será que todavía esta ahí? En la visión. Frote el árbol y ahí venia y antes de que yo aun pudiera parpadear (era la ardilla mas rara que yo había visto ahora

(USTED TENDRA QUE CONOCER MI MINISTERIO PARA CONOCER ESTOS SIMBOLOS Y COSAS), ella salto hacia mi pero fallo no me dio en la boca pego en mi pecho y cayo. (En las alas de una blanca paloma la pagina 23 parrafo 178 libro en español)
Yo estaba diciéndole a mi esposa cuando veníamos por la calle, como la luna y la estrella estaban colgando exactamente arriba de esa cruz conforme nos movíamos hacia ella ME SUPONGO QUE ME FIJO EN COSAS PEQUEÑAS COMO ESA QUE SON COMO COMPLEMENTARIAS A MI CREENCIA EN DIOS Y MI MINISTERIO. (mismo mensaje pagina 2 parrafo 13
Ahora toda mi vida desde que era un niño pequeño a habido algo que me a inquietado yo he tenido UNA VIDA MUY RARA Y MUY DIFICIL DE ENTENDER aun mi esposa se rasca la cabeza y dice Billy yo no creo que exista la persona que te pueda entender (mensaje: Señores es esta la señal del fin? Pagina 5 libro en español)

COMO FUE EN LOS DIAS DE NOE

Habiendo visto todo esto, vamos un poquito más adelante para encontrar qué tiene la Escritura que decir con relación a este mensajero. Siendo que este mensajero tiene que venir a nosotros antes del retorno de Jesús, nos conviene examinar ese tiempo a la luz de las Escrituras que se relacionan con su venida, y ver si podemos encontrar alguna luz referente a este mensajero. El mismo Jesús nos dio la clave en Lucas17:26-30. Las características de dos tiempos específicos volverán a reaparecer en el tiempo del fin. Estas características son las que tienen que ver con los días antes del diluvio y los días antes de la quema de Sodoma.

Y como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del hombre.

Comían, bebían, los hombres tomaban mujeres, y las mujeres maridos, hasta el día que entró Noé en el arca; y vino el diluvio, y destruyó á todos.

Asimismo también como fue en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban;

Mas el día que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y destruyó á todos:

Como esto será el día en que el Hijo del hombre se manifestará.

Lucas 17:26-30.

Al leer estas palabras, necesitamos revelación para captar el verdadero significado, ya que según lo que podemos leer, lo único que nos dicen estas Escrituras es que la condición mundial se iría tornando cada día peor hasta llegar al punto de convertirse como fue en los días de Noé y los días de Lot. Esto es completamente cierto. Pero, ¿qué bien nos haría saber cuál habría de ser la condición del mundo si no tenemos algo de Dios que nos pueda ayudar a escapar de esa hora? Póngalo de esta forma: He aquí la revelación de cuál habría de ser la condición del mundo. Ahora bien, ¿qué tiene eso que ver con nosotros? ¿Cómo podría el conocimiento de esta verdad ayudar a los escogidos? ¿En que forma podría esta profecía ayudar a los escogidos a saber cual sería el movimiento de Dios en favor de ellos? ¿Qué sucedió en aquellos días que nos indique a nosotros claramente lo que habrá de suceder de este lado donde están los escogidos? Como ya es sabido, siempre hay dos lados.

En los días de Noé hubo dos grupos: Los perversos que perecieron, y los justos que escaparon. En los días de Lot hubo tres grupos: (1) Los moradores de Sodoma, (2) Lot y su familia, (3) Abraham y su familia. Ahora bien, si nuestros días han de ser un paralelo exacto a los días de Lot, entonces debiéramos nosotros buscar qué fue lo que sucedió en el lado espiritual donde estaba Abraham, porque sin lugar a dudas, eso es lo que nos conviene saber, pues es sabiendo esto que podemos ser ayudados recibiendo luz en nuestros ojos espirituales para saber cual ha de ser el plan y el movimiento de Dios para este tiempo.

Mire los días de Noé. Este no es un mero predicador de justicia, sino un PROFETA; porque la Palabra de Dios vino a él y por él para su día. Él amonestó y predicó. Él construyó un Arca. Esto en completa obediencia al consejo de Dios; y por medio de eso, él y siete personas más, fueron salvos. El Espíritu de Cristo estuvo en este hombre.

Pero aún antes de Noé hubo otro profeta cuyo nombre fue Enoc. Judas hablando de Enoc dice que en aquel tiempo de desesperación antes del diluvio, este hombre habló de la SEGUNDA VENIDA DE CRISTO. Imagínese eso. La Segunda Venida de Cristo cuando aún no había venido por primera vez. Aquí ciertamente tiene que haber algo que nosotros debiéramos saber, por cuanto estamos esperando la Segunda Venida ahora mismo.

Allá, bien atrás, cuando el hombre se había rebelado contra Dios y Su Palabra, un profeta se levantó. Esto sucedió allá cuando los hijos de Dios se corrompieron con las hijas de los hombres, cuando había tanto conocimiento y el hombre se había engrandecido tanto, fue un tiempo cuando ellos fueron ricos y no tenían necesidad de nada, pero espiritualmente eran unos miserables y ciegos tal como es en nuestros días; con todo, un profeta se levantó entre ellos. Y siendo que nuestro día ha de ser un patrón exacto de aquel período, nosotros no solamente miraremos el aumento del pecado y la falta de espiritualidad de aquellos que reclamaban ser cristianos, sino que también hemos de inquirir y buscar con diligencia ese PROFETA que tiene que venir y de seguro vendrá.

Mientras que Enoc predicaba y fustigaba al pecado y la iniquidad, él también predico de la Segunda Venida de Cristo. El mundo de aquel entonces estaba listo para ser destruido. Así también sucederá muy pronto. Esa edad del diluvio es entonces un tipo de hoy, cuando la Venida del Señor se ha acercado. En los días de Noé, los justos se salvaron. Dios así lo hizo. Los perversos e incrédulos perecieron. Eso volverá a suceder. Pero no vaya Ud. a olvidar esto: ellos tuvieron un mensajero quien fue un profeta, así también nosotros tendremos uno.

COMO EN LOS DIAS DE LOT:

Examinemos los días de Lot cuando Sodoma fue destruida. La historia la encontramos en Genesis 18-19. Aquí de nuevo no debemos mirar solamente al lado de los perversos, sino examinar qué es lo que nos pertenece, y cuál es nuestra porción. Cuando el enemigo viene como un río, Dios levanta bandera de victoria.

Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria; porque vendrá el enemigo como río, mas el espíritu de Jehová levantará bandera contra él.

Isaias 59-19.

Bien, el enemigo ha venido, conviene pues que levantemos ese estandarte de victoria.

En los tiempos de Lot, cuando la copa de iniquidad se llenó, Dios no se olvidó de sus elegidos. Ellos recibieron especial atención. ¿Cuál fue ese cuidado? Dios mismo apareció a Abraham. Allí en el calor del día, mientras Abraham estaba sentado a la puerta de su tienda, él vio tres hombres que se acercaban. Él levantándose apresuradamente corrió y cayó a los pies de UNO de ellos y clamó: “MI SEÑOR”.

Al anochecer, mientras los dos mensajeros se dirigían a Sodoma, asi como hoy hay esos DOS mensajeros A SODOMA actual Oral Roberts y Billy Graham los segadores denominacionales unitarios y trinitarios para que no puedan ver el mensaje de la hora que Dios comenzó a conversar con Abraham (William Marrion Branham Profeta de Dios hoy) Mensaje Reconociendo El Dia y Su Mensaje pagina 36 . Dios le dio a Abraham (profeta de Dios de ese entonces) la revelación de la destrucción de Sodoma. En Genesis 18:19, Dios dijo: “¿Encubriré yo á Abraham lo que voy á hacer?” No, Él no podía hacerlo porque Dios revela a sus siervos los profetas las cosas que se propone hacer. Y mientras estaba revelándole a Abraham todo lo relacionado con la destrucción de Sodoma, también le reveló la llegada del hijo, lo cual Abraham tanto anhelaba.

Ahora, note esto. Aquí está Dios en carne humana revelándole a Abraham el tiempo de la llegada del hijo. Mientras lo hace, Sara se ríe en su corazón. Entonces Dios de espaldas hacia la carpa donde estaba Sara, conoció que ésta se había reído en su corazón y le manifiesta a Abraham aún los más íntimos pensamientos del corazón de Sara. Dios, EL GRAN PROFETA, lee el corazón de Sara. Y esto es exactamente como debe ser. En Hebreos 4:14, dice:

Por tanto, teniendo un gran Pontífice, que penetró los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.

Hebreos 4:14.

Eso es lo que hace la Palabra; discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. La Palabra es Dios. Así que la Palabra Manifestada (Dios) en la presencia de Abraham discierne los pensamientos y las intenciones de aquellos allí presentes.

Esta misma manifestación fue la que el Hijo (Dios) hizo en la tierra. Por esta señal los elegidos le reconocieron como el Mesías.

Era Andrés, hermano de Simón Pedro, uno de los dos que habían oído de Juan, y le hablan seguido.

Este halló primero á su hermano Simón, y dijole: Hemos hallado al Mesías (que declarado es, el Cristo).

Y le trajo á Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás: tú serás llamado Cephas (que quiere decir, Piedra).

El siguiente día quiso Jesús ir á Galilea, y halla á Felipe, al cual dijo: Sígueme.

Y era Felipe de Bethsaida, la ciudad de Andrés y de Pedro.

Felipe halló á Natanael, y dicele: Hemos hallado á aquel de quien escribió Moisés en la ley, y los profetas: á Jesús, el hijo de José, de Nazaret.

Y dijole Natanael: ¿De Nazaret puede haber algo de bueno? Dicele Felipe: Ven y ve.

Jesús vio venir á sí á Natanael, y dijo de él: He aquí un verdadero Israelita, en el cual no hay engaño.

Dicele Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús, y dijole: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera te vi.

Respondió Natanael, y dijole: Rabbí: tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.

Respondió Jesús y dijole: ¿Porque te dije, te vi debajo de la higuera, crees? cosas mayores que éstas verás.

Y dicele: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del hombre.

Juan 1:40-51.

En estos versículos vemos que esta señal (leer los corazones de las personas) hizo que Natanael inmediatamente llamara a este hombre de Nazaret, el Hijo de Dios, el Rey de Israel. De la misma manera la mujer en el pozo recibió a Cristo como el Mesías al ver esta misma señal.

Mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed; mas el agua que yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

La mujer le dice; Señor, dame esta agua, para que no tenga sed, ni venga acá á sacarla.

Jesús le dice; Ve, llama á tu marido, y ven acá.

Respondió la mujer, y dijo; No tengo marido. Dicele Jesús; Bien has dicho, no tengo marido;

Porque cinco maridos has tenido y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad.

Dicele la mujer: Señor, paréceme que tú eres profeta.

Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalem es el lugar donde es necesario adorar.

Dicele Jesús; Mujer, créeme, que la hora viene, cuando ni este monte, ni en Jerusalem adoraréis al Padre.

Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salud viene de los Judíos.

Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.

Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

Dicele la mujer: Sé que el Mesías ha de venir, el cual se dice el Cristo; cuando él viniere nos declarará todas las cosas.

Dicele Jesús; Yo soy, que habla contigo.
Y en esto vinieron sus discípulos, y maravillaronse de que hablaba con mujer; mas ninguno dijo: ¿Qué preguntas? ó, ¿Qué hablas con ella?

Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue á la ciudad, y dijo á aquellos hombres:

Venid, ved un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho: ¿si quizás es éste el Cristo?

Juan 4:14-29.

Jesús estaba hablando de El mismo. Él dijo que Abraham había visto su día.

Esto fue lo que él quiso decir con esta aseveración. En dos ocasiones en el Antiguo Testamento, Dios le apareció a Abraham en forma humana. La primera vez fue después de la batalla contra los reyes, y fue llamado Rey de Salem. Luego le apareció en la carpa, inmediatamente antes de la destrucción de Sodoma. Su primera aparición lo identificaba como el SUMO PONTIFICE, posición asumida por Él después de Su resurrección. Pero su aparición en la carpa tipificaba su ministerio como PROFETA, oficio que asumió durante los días de Su carne.

Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios: á él oiréis.

Deuteronomio18:15.

Lo que Él fue en la carpa, también lo fue aquí en la tierra, y también lo es ahora. La señal no cambia. Lo unico es que en esta vez sera el Espiritu en el PROFETA trayendo nuevamente esa misma señal al mundo en el tiempo del fin. Tiene que ser a través de un profeta, porque así fue que Israel lo pidió a Dios, “No hables con nosotros en voz audible, sino habla con nosotros a través de Moisés”. Dios oyó su clamor y desde entonces La ha hablado por y a través de profetas.

ESTE PROFETA MENSAJERO DEL TIEMPO FINAL ESTA OBLIGADO ESCRITURALMENTE A PRODUCIR ESA SEÑAL SI ES QUE ESTE NUESTROS DIAS SON UN EXACTO PARALELO CON LOS DIAS DE LOT Y LA DESTRUCCION DE SODOMA

Ahora, mientras tocamos este punto, amado lector, elegido de Dios, recuerde que Abraham no estaba envuelto en la confusión de Sodoma. Los elegidos de Dios son un pueblo separado. (Salid de en medio de ella, pueblo mío) Ellos no son del mundo. Lot estaba allá abajo en Sodoma, pero como es sabido, él no era un elegido. Dios no lo había llamado, ni lo había separado. Él salió movido por la invitación de Abraham... Él fue un buen hombre, sin duda, pero Dios no le apareció a él. Solamente unos ángeles vinieron a él con un mensaje diciéndole que escapara. Realmente Lot nunca estuvo separado, ni tampoco sus hijos. Ellos representan a los cristianos nominales que pasarán por la tribulación. Los sodomitas, por supuesto, representan a los perversos que serán destruidos como dice Malaquias, serán hechos cenizas. ¡Pero cuán maravilloso es saber que Dios actualmente está tratando con sus elegidos tal como lo hizo con Abraham, quien es nuestro padre en la fe! Sin duda que la simiente de Abraham será bendita juntamente con Abraham, y también ella será visitada por Dios a través de Su Espíritu

ELIAS EL PROFETA
Ahora bien, es absolutamente imposible hablar de algún profeta que tenga que ver con la Segunda Venida de Cristo sin considerar a Elías. Conviene pues que lo hagamos en este momento.

Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué dicen pues los escribas que es menester que Elías venga primero?

Y respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías vendrá primero, y restituirá todas las cosas.

Mas os digo, que ya vino Elías, y no le conocieron; antes hicieron en él todo lo que quisieron; así también el Hijo del hombre padecerá de ellos.

Los discípulos entonces entendieron, que les habló de Juan el Bautista.

Mateo 17:10-13.

Podemos notar en estos versículos que el profeta Elías de seguro tiene que volver a la tierra. Pero también podemos notar que Jesús llamó Elías a Juan el Bautista. Juan no era la reencarnación de Elías, el simplemente fue Juan, pero ungido con el mismo Espíritu que estuvo sobre Elías. Este es el mismo caso de Eliseo cuando oró para que una doble porción del Espíritu que estaba en Elías viniera sobre él; y de hecho, recibió la doble porción del mismo Espíritu.

Pero este hecho no transformó a Eliseo en Elías. Simplemente le dio el mismo tipo de ministerio que estuvo sobre Elías. Ahora, apliquemos esto mismo a este tiempo. ¿No tendremos nosotros un profeta sobre quien ha de venir este mismo tipo de ministerio dado por el mismo Espíritu Santo? ¿Vendrá este hombre al finalizar esta edad de la iglesia? Examine a Malaquias 4:5-6.

He aquí, yo os envío á Elías el profeta, antes que venga el día de Jehová grande y terrible.

Él convertirá el corazón de los padres á los hijos, y el corazón de los hijos á los padres; no sea que yo venga, y con destrucción hiera la tierra.

Malaquias 4:5-6.

Aquí tenemos una Escritura muy peculiar la cual, aunque corta, encierra dos eventos bastante separados uno del otro, pero que la persona envuelta es una, Elías. Los eventos envueltos son Sus manifestaciones antes de ambas venidas de Jesucristo. Por supuesto, este no es Elías realmente, sino más bien, el mismo tipo de “ministerio” de Elías, pues, en la Biblia no hay tal cosa como la reencarnación.

De hecho, la Biblia explica estos dos eventos. Malaquias 4:6: “Y él convertirá el corazón de los padres a los Hijos”. refiriéndose a Juan el Bautista, como se nos presenta en Lucas 1:17: “Porque él irá delante de él con el espíritu y virtud de Elías, para convertir los corazones de los padres á los hijos, y los rebeldes á la prudencia de los justos, para aparejar al Señor un pueblo apercibido”. Este hombre sobre quien viene el Espíritu Santo de esta forma, dándole un tipo de ministerio igual al de Elías, es la misma persona de Malaquias 3:1: “He aquí; yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí”. El mismo también de Mateo 11:7-10

E idos ellos, comenzó Jesús á decir de Juan á las gentes; ¿Qué salisteis á ver al desierto? ¿una caña que es meneada del viento?

Más ¿qué salisteis á ver? ¿un hombre cubierto de delicados vestidos? He aquí, los que traen vestidos delicados, en las casas de los reyes están.

Más ¿qué salisteis á ver? ¿un profeta? También os digo, y más que profeta.

Porque éste es de quien está escrito.

Mateo 11:7-10.

Ahora bien, según hemos señalado en Malaquias 4:6, sólo la primera parte de este versículo se refiere a Juan el Bautista, sobre quien vino el mismo tipo de ministerio de Elías. La última parte, obviamente, se refiere a otro mensajero con el mismo tipo de ministerio, quien en algún tiempo ha de tornar el corazón de los hijos a los padres. Ellos no serán la misma persona. Serán diferentes hombres, en diferentes edades. Sin duda que si este hombre apareciera hoy (como de hecho aparecerá) ciertamente él sería entonces el Elías de nuestros días, 2000 años después de Juan.

EL CONVERTIRA EL CORAZON DE LOS HIJOS A LOS PADRES
Para poder entender el significado envuelto en Malaquias 4:6, estudiemos cuidadosamente este pensamiento: “Él convertirá el corazón de los hijos a los padres”.

Convertir el corazón de los padres a los hijos, según lo explicó el ángel, es con el fin de “preparar un pueblo y apercibirlo para la llegada de su Señor”. En Romanos 9:23 dice: “Y para hacer notorias las riquezas de su gloria, mostrolas para con los vasos de misericordia que él ha preparado para gloria”. Estos vasos de misericordia son los ELEGIDOS DE DIOS. ELLOS SON LOS QUE HAN SIDO, APAREJADOS.

Este ministerio de Juan tuvo que ver con los PADRES de los elegidos. Algo había que hacer para convertir el corazón de los padres a ellos. Esto habría de hacerse a través del ministerio de Juan. Y así fue hecho. Porque cuando Juan apareció, los padres no estaban guardando la Palabra de Dios, sino la suya propia. Ellos pecaban y a esto lo llamaban justicia. Ellos invalidaron la Palabra de Dios. Entonces, apareció la voz de Juan en la escena como tremendo trueno. Salió del desierto vestido de pieles; su apariencia áspera y muy rústica como espada aguda y muy afilada. Sus maneras bruscas y su lenguaje tajante, y muy cortante. Él cortaba con la Palabra y con el Espíritu de Dios. Y sus palabras, siendo más fuertes que los portones del infierno, cortaban los corazones de los hombres trayéndolos al bautismo de arrepentimiento y a la certeza de que el MESIAS ya estaba por aparecer.

Este ministerio en el Espíritu que Juan comenzó fue continuado por Jesús, porque a Juan le convenía menguar y a Jesús crecer. Habiendo convertido los corazones de los padres a la Palabra escrita no era tan difícil convertirlos ahora a la Palabra manifestada.

Mas tarde, estos discípulos llegaron a ser los apóstoles, y así se convirtieron los padres de la iglesia, porque la iglesia gentil está edificada sobre el fundamento de los apóstoles y profetas. Efesios 2:19-20: “Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino juntamente ciudadanos con los santos, y domésticos de Dios; edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo”.

El corazón de los judíos está en contra de los gentiles. De suyo propio ellos nunca hubiesen recibido a los gentiles. Pero este tremendo cambio impelido por el ministerio de Juan, llevó a los apóstoles a tornarse a los hijos de Dios, aún cuando fueran gentiles.

Simón ha contado cómo Dios primero visitó á los Gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre;

Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito:

Después de esto volveré y restauraré la habitación de David, que estaba caída; y repararé sus ruinas, y las volveré á levantar;

Para que el resto de los hombres busque al Señor, y todos los Gentiles, sobre los cuales es llamado mi nombre, dice el Señor, que hace todas estas cosas.

Conocidas son á Dios desde el siglo todas sus obras.

Hechos 15:14-18

Juan había presentado de tal manera la Palabra de Dios que los padres recibieron la revelación completa del plan de Dios con relación al pueblo gentil y sus corazones se tornaron a ellos. Pero desde que los padres durmieron, la iglesia se ha desviado. Nuevamente ha sido abandonada la Palabra de Dios y en lugar de ella, han aceptado tradiciones. Por tanto tiene, y de hecho vendrá un hombre, un profeta, sobre quien vendrá ese mismo Espíritu (el mismo que estuvo sobre Elías, Eliseo, y Juan). La ha de traer la PALABRA. Él convertirá el corazón de los hijos a los padres, a la Palabra original, tal como fue predicada al principio, los volverá a las señales que siguen a la Palabra. Él será el precursor de la Segunda Venida de Cristo, en la cual Jesucristo habrá de raptar a su novia.

Sí, un profeta ha de venir para llevar a la novia nuevamente a la Palabra y a las poderosas señales que siguen a los creyentes. De acuerdo con Revelacion 10:7, él tendrá un mensaje, tendrá mucho que hablar. En su mensaje, que será precursor de la Segunda Venida, le será dado de Dios el poder para revelar los misterios que han estado ocultos. Esto quizás suene como algo demasiado grande, y de hecho lo es, pero con todo, tiene que cumplirse. La razón para que esto tenga que ser así, es tan básica que no necesitaría explicación. Con todo, será explicada.

El primer mensajero, Pablo, tuvo en sus labios: “Así dice el Señor”, en las escrituras. Desde entonces no hemos tenido algo parecido, sino meras interpretaciones y divisiones sobre lo que él dijo.

De hecho, esta presente edad nos trae a la memoria aquellos días cuando el mismo Jesús dijo que las tradiciones de los hombres le habían quitado el efecto a la Palabra de Dios. Las denominaciones siempre han torcido la Palabra de Dios para lograr sus fines y metas ya establecidas en sus libros de textos hechos por ellos mismo, y por ende, hemos perdido el verdadero significado de la Palabra.

En los días de Pablo, él dio la interpretación completa, pero se ha perdido debido a que mentes carnales han tratado de explicarla. Cada grupo que se ha separado motivado a sus diferencias en cuanto a interpretación, dice que está en lo correcto y que es guiado por el Espíritu Santo. Algunos ó todos, sin duda, tienen que estar errados; pues el Espíritu Santo no puede mentir ni causar división, ni tampoco él tiene una mente variable. Por esta razón, se hace completamente necesario la aparición de un PROFETA con un “Así dice El Señor” quien habrá de tornar los corazones de los hijos a la verdad exacta de los Padres (apóstoles). El permanecer en la Palabra ORIGINAL fue lo que trajo el poder. Tenemos que volver otra vez al verdadero significado y entonces permanecer en él... Cuando la novia llegue a ser una NOVIA-PALABRA ella manifestará las mismas obras que manifestó Cristo. ¡Cuánto anhelamos la llegada de este Profeta-mensajero, trayendo este mensaje de la Palabra, de modo que Jesús pueda volver a manifestarse nuevamente entre nosotros, una vez más, a través de Su Espíritu!

Este Menasajero a la edad de Laodicea tendrá que llevar sobre sus hombros una tremenda carga. Con él sucederá lo mismo que con los demás profetas, especialmente como sucedió con Moisés. En su tiempo la gente era oprimida bajo el fuerte yugo de Faraón. Sin duda que para Moisés declararse un profeta y ser digno de atención y de obediencia a la Palabra que reclamaba traer de parte de Dios, tuvo, sin lugar a dudas, que poseer un don especial dado por Dios como vindicación para atraer la atención y el respeto de ese pueblo.

Esto no es difícil de entender. El pueblo hebreo hacía 400 años que no tenía profeta. Este largo período de tiempo envolvía algunas generaciones sin ver la dinámica verdad de Dios en su medio, y como consecuencia, había una crasa ignorancia de los caminos de Dios. Moisés necesitaba una vindicación sobrenatural de Dios en su ministerio para poder atraer la atención del pueblo y cautivar sus corazones.

Esta fue la misma situación en que se encontraron Juan y Jesús cuando vinieron. El pueblo había estado 400 años sin profeta, lo cual, sin duda alguna, tenía que desembocar en tradiciones que deterioraron completamente la verdad. ¡Cuán difícil debió haber sido tomar a Israel a la verdad original a través de un PROFETA!

Por esto, cuando Dios envió a Moisés, le dio dos señales. Si la gente rehusaba oír la primera, que consistía en la vara convertida en serpiente, entonces oirían la voz de la segunda, que estribaba en meter la mano en su seno y sacarla herida con lepra, y luego meterla nuevamente y sacarla completamente sana. “Si aconteciere, que no te creyeren, ni obedecieren á la voz de la primera señal, creerán á la voz de la postrera”. Dios dijo que las señales eran voces. Cada vez que la señal aparecía en el ministerio de Moisés era la voz de Dios hablando.

Estas señales harán dos cosas: Que algunos vengan, y que otros se endurezcan aún más. Eso fue exactamente lo que hizo la señal. Eso es lo que siempre hace la voz de Dios. Atrae a algunos, y ellos se acercan más a la señal, como hizo Moisés ante la zarza ardiendo; pero por el otro lado, esa voz mientras está llamando endurecerá el corazón de aquellos que de continuo resisten a Dios. Así sucedió con Faraón; así sucedió con los Fariseos. Pero eso no desanimó a Moisés; él siguió adelante; él sabía que Dios estaba en su llamado, porque la voz que él estaba oyendo era una Voz Escritural. Un verdadero profeta como Moisés, siempre será uno con la Palabra. La voz que habló de la zarza habló la Palabra de Dios tal como le fue dada a aquel gran profeta Abraham. Dijo: “Yo me acuerdo de mi promesa a mi pueblo”. Por tanto Moisés oyó y obedeció, y al hacerlo trajo la promesa de Dios a la gente de esa generación.

Ahora bien, cuando Dios habló a través de esas señales, sólo quedó una puerta abierta. Israel tenía que salir de Egipto, el Éxodo tenía que venir. También en nuestro día habrá una señal final como vindicación, y también nuestros días habrán de terminar, el rapto vendrá.

Asi como clamo Juan el Bautista: “He aquí el Cordero de Dios”, sin duda que este mensajero a esta última edad también habrá de clamar: “He aquí el esposo viene”. Así como Pablo declaró los misterios de Dios, los cuales produjeron tan tremenda fe en la iglesia primitiva, así también ahora, cuando ese último profeta revele el verdadero significado de lo que Pablo predicó. Esa misma PALABRA que trajo tan poderosa fe a la iglesia apostólica, la cual estuvo sólidamente fundamentada en la PALABRA, de igual forma esa revelación traerá FE a nosotros, y ésta será FE DE RAPTO, para encontrarnos con El Señor en el aire y para siempre estar con Él.

Hasta aquí ya hemos presentado los fundamentos de lo que creemos ser la PROMESA para nuestra edad. Semejante Profeta, según hemos expuesto de las Escrituras, tiene que aparecer en la escena. No tenemos la menor duda que estos son los últimos días, pero quizás tengamos alguna duda en cuanto a quién es ese Profeta. ¿Quién es él? ¿En dónde se encuentra? ¿Quién es ese hombre tan vindicado de Dios con visiones y maravillas? ¿Quién es ese hombre quien todavía ninguna de sus revelaciones ha fallado? ¿Quién es ése que guía siempre a la gente a la Palabra y nunca se aparta de los Escritos Sagrados? A tal hombre buscamos. El tal tiene que estar en nuestro medio ahora mismo, un Profeta de verdad.

Sinceramente deseamos que el contenido de este texto llegue a ser una REVELACION viva para Usted, y de esa manera pueda manifestar fielmente el Nombre del Señor Jesucristo ante todo hombre. Este glorioso mensaje fue Predicado por el Rev. William Marrion Branham, el Septimo Angel de Apocalipsis 10:7, quien es a la vez el Profeta anunciado por Malaquias 4:5-6, Mateo 17:11 y Lucas 17:30.


LA NOVIA DE CRISTO

(Vista Anticipada)

Recuerden la visión de la semana pasada. No estaba pensando en nada de eso, sino que simplemente estaba sentado mirando para afuera y he allí venía la Novia. Oí una voz a mi lado que me decía: “He aquí una vista anticipada de la Novia.” Entonces ella pasó. Noté cómo era, muy bella, hermosa y joven. Caminaba al paso. No era una marcha, simplemente al paso de una mujer. Caminaron con gracia y como una dama, cuando se presentaron a mi izquierda. Pasaron y salieron de mi vista.

Luego Él me hizo girar al lado derecho y me enseñó cada iglesia, tal como fueron en las edades. ¡Ay! ¡Cuán vulgares eran! La última era la iglesia de esta última edad. Era guiada por una bruja. Estaban tan inmoralmente vestidas y se veían tan inmundas. Estaban marchando al son de esta música de “twist” y “rock and roll.” Sosteniendo simplemente un papel gris por delante con encaje así al estilo “hawaiana,” y completamente desnudas desde la cintura para arriba. Él me dijo: “Esa es la iglesia,” y cuando pasaron, mi corazón casi se desmayó. Pensé: “Si eso es lo que se está procurando presentar a Cristo como una Novia . . . De todos los esfuerzos y cosas que el hombre ha hecho para producir una Novia para Cristo, y que una prostituta como esa, vulgar, inmunda y sucia, sea la Novia de Cristo.” Esto me enfermó en mi corazón. Al pasar por delante de donde estábamos parados ella sostenía el papel en frente, torciéndose, meciéndose y moviéndose hacia un lado y otro como esos bailes modernos que tienen hoy día. Se estaba usando a sí misma en un acto inmoral, mientras marchaba.

¡Yo no soy responsable por estas cosas! Yo solo puedo contar lo que vi, y Dios es mi juez. ¡ESA ERA LA IGLESIA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA! Ahora, al pasar, todo sus cuerpo de atrás no tenía cubierta ninguna. Al pasar, me sentí desmayar y enfermar. Entonces Él dijo: “La Novia volverá a pasar otra vez.” He aquí la Novia la seguía. Era la misma Novia que pasó en el principio. Mi corazón entonces saltó con gozo al conocer que verdaderamente habrá una Novia y que ella será hecha del mismo material y vestida de la misma manera como la Novia en el principio. ELLA VA A SER LLAMADA. YO SÉ QUE ESO ES LA VERDAD. Si eso no es verdad, entonces cada visión que he tenido antes, también ha sido falsa. Cualquiera sabe que no ha habido ni una sola cosa que Él nos ha dicho que no haya sido la verdad. Todo ha llegado a suceder. ¿Puede Ud. ver entonces la inmundicia de la iglesia moderna? Ella se llama a sí misma, “la iglesia.”

El hermano Ruddle, un precioso hermano mío, me dijo el otro día que veía a la iglesia como uno de esos insectos que viven chupando la savia de la viña. El se sintió perturbado por las condiciones del tiempo y cómo está comenzando a decaer el Espíritu en las iglesias de este día. Ministros vienen de todas partes en entrevistas preguntando: “Hermano Branham, ¿qué ha pasado?”



El hermano Ruddle me hizo la pregunta: “¿Estas iglesias se están manteniendo por el espíritu de satanás o de qué?”

Yo le respondí: “No, el insecto vive de la fuerza de la viña.” Tomemos por ejemplo la fruta cítrica: el limón puede crecer en un naranjo, pero no dará naranjas, aun cuando viva por la misma vida. Así es con la a sí misma llamada “iglesia.” Es un chupador injertado, viviendo bajo el nombre de religión, y bajo el nombre de la iglesia. Los Católicos como también los Protestantes son insectos de esa naturaleza que están extrayendo la fuerza de la viña pero, en cambio, mostrando fruto solamente de lo que son, porque no están convertidos. No están en el plan original predestinado de Dios. Esta es la razón por la cual tienen que negar la Palabra y llevar el fruto que llevan. El verdadero árbol genuino y su fruto fue predestinado para llevar naranjas en un naranjo. Jesús dijo: “Yo soy la vid y vosotros los pámpanos.” Si aquel árbol llega a dar otro ramo nuevo, llevará su fruto original. Tiene que haber una restauración de todas estas cosas en el mero fin de la viña. Tiene que venir una restauración, una luz al atardecer para alumbrar y para hacerla madurar. Pero vendrá de la misma viña. No será una denominación injertada en ella, SINO UNA PRODUCCION ORIGINAL DE LA PALABRA.

Esto va a venir en el tiempo de la tarde, y habrá luz en la hora del atardecer. Se necesita la luz para madurar. Vea Ud., ¡Cuán perfecta es la Escritura! Es un día que no será llamado ni día ni noche. El fruto no puede madurar a menos que el sol lo madure. No importa cuánto Ud. pueda predicar o qué pueda hacer, no puede ser manifestado, no puede ser

vindicado sino solamente por Él, quien dijo: “Yo soy la luz del mundo” –La Palabra. Tiene que venir un poder, el Espíritu Santo mismo, para madurar, vindicar, probar, aún para manifestar aquello que Él ha dicho de antemano que va a suceder en este día. La Luz de la Tarde produce eso. ¡Qué tiempo!

La Novia pasó en la misma posición en que estaba cuando pasó en el principio. Yo la vi que estaba perdiendo el paso y procuré ayudarla a tomar el paso de nuevo. Ahora, mucho podría decirse de estas cosas del día en que vivimos.

Predicado por El Profeta de Dios William Marrion Branham, en el sermón ESCOGIENDO UNA NOVIA.

UNAS PALABRAS PARA LOS PASTORES

"NO ES EL HOMBRE EL QUE ORDENA AL

HOMBRE, ES DIOS EL QUE COLOCA A

CADA HOMBRE EN SU RESPECTIVO LUGAR.

NO OLVIDEN ESO. ES ÉL QUIEN LO ORDENA PARA ESA POSICION Y NUNCA SE DEBE OCUPAR EL LUGAR DE OTRO, NO TRATE UD.

DE SER LO QUE NO ES.

DIOS ORDENA POSICIONALMENTE A

CADA UNO DE SUS HOMBRES Y NADIE

PUEDE OCUPAR SU LUGAR. SI ALGUIEN

LO LLEGARA A HACER, PRODUCIRIA

UNA IMITACIÓN CARNAL Y

FINALMENTE CAERÍA FULMINADO. NO

HAGA ESO, PORQUE

ES DIOS QUIEN LO

PONE A UD. EN SU LUGAR”.

[INFLUENCIA]

UNAS PALABRAS PARA LOS PASTORES

Uds. ministros, denle entrenamiento espiritual a otros hombres que Uds. vean tienen un llamamiento en sus vidas para el ministerio. Entrenen a esos jóvenes y tráiganlos aquí al anciano. TODOS UDS. JÚNTENSE EN UNA REUNIÓN MINISTERIAL Y ALLÍ ENSEÑEN LAS COSAS PROFUNDAS DE DIOS. No se vayan al extremo equivocado. Mantengan a alguien en quien puedan confiar y que haga las funciones de líder para Uds..

DONES DEL ESPÍRITU

Los dones Divinos son muy sagrados. Recuerden, una persona podría enviar su alma al infierno con uno de ellos. Si se fijan en mis casos en la plataforma, en los pacientes, yo soy muy cuidadoso con lo que digo, balanceo cada palabra y averiguo la condición de esa alma antes de decir algo.

Para asegurarme ahora que esto quede claro, la operación de los dones espirituales no es para un individuo sino para la iglesia, para su edificación. Vea, no es para mí. Yo podría estar parado acá enfermo y Dios estar aquí sanando a la gente. Yo lo sé. Puede que eso no me toque a mí, éste es sólo un canal por el cual obra. ¿Entienden?

EN TU PALABRA SEÑOR.

28-09-51

SANTA CENA

En Indianápolis, Indiana, había un muchacho muriendo de polio. (Ya estaba en un pulmón artificial) Yo entré al aposento alto de la casa de aquel hombre y oré. El Señor vino, me dio una visión y me dijo qué era lo que pasaba con el muchacho, que le diera la Santa Cena porque en una ocasión se la habían negado debido a su edad y en esta casa no tomaban la Santa Cena. Entonces fui con el Hno. Huckstra y él preparó la Santa Cena. Yo la tomé y se la di al muchacho en el pulmón artificial, invocando las bendiciones de Dios sobre él. Hoy el muchacho vive en Indianápolis. Le damos gracias al buen Señor por Su misericordia.

¿AHORA CREEÍS? 25-07-54

INFLUENCIA

Los mortales son influenciados desde un mundo exterior. Yo debería entenderlo, por la Gracia de Dios me enfrento a espíritus y debería saber qué estoy hablando. Ahora, observe toda esta oscura masa. De vez en cuando Ud. verá pequeñas luces que brillan. (Luces... allí está, esta es su mesa hoy. Luces brillando.) Esos son Cristianos dando Luz en la oscuridad. ¿Entienden lo que quiero decir?

Ahora, Fíjense en esto aquí. El pecador es influenciado por un espíritu porque él tiene un espíritu. Lo malo produce influencia y lo bueno produce influencia. Aquellos que están dominados por la oscuridad y la separación, son dominados desde el mundo inferior de los demonios.

DIOS PERFECCIONANDO A SU IGLESIA.

04-12-54

TODOS SOMOS IGUALES

No hay nadie divino sino Dios. Eso es todo. No hay ninguno. No hay ninguna diferencia en cualquiera de nosotros. Somos todos pecadores salvos por gracia. El uno no está arriba del otro. Solamente a uno se le fue dado algo, y él tendrá que responder por lo que él hizo con cual talento se le fue dado. Es correcto. Cada persona tiene que responder por eso.

Visiones y Profecía. Pg. 11
8-Abril-56

Le agradecemos mantener este Mensaje en la pureza con que ha sido traducido al Español bajo la inspiración del Espiritu Santo. Somos responsables ante Dios de esta Traducción.

Si desea contactarnos puede escribirnos en la direccion que se registra abajo de esta nota, asi tambien sus Donaciones o Aportaciones voluntarias para la edificacion del Tabernaculo La Revelacion del Señor Jesucristo seran de mucha bendicion para Uds y tambien para nosotros.

TABERNACULO LA REVELACION
DEL SEÑOR JESUCRISTO
Ciudad: Chone - Pais: Ecuador
Calle: Mercedes No. 008 y Malecon

SU OPINION ES IMPORTANTE


ESCRIBANOS AL MAIL


Dios vindica su Profeta
Esta es la obra de Dios, que creais en el que ha enviado.
Que haremos para que obremos las obras de Dios digame Ud...Juan 6;27-29
Que me dicen Ud, de Exodo 20:19 y eso no es hoy igual digame...
En aquel tiempo esperaban en un solo sentir al Mesias, pero se les paso por alto y porque a...
El Mensaje del Mensajero es o no diferente en cada tiempo, si es si preguntese porque el mundo mantiene las tradicones....
Si este Mensajero prometido de Dios es vindicado, Ud, porque no lo acepta al Señor Jesucristo como Dios Unico y Verdadero, si ve

TODO ESTO NO ES LO MISMO PARA HOY
INDIQUENOS SU COMENTARIO EN SUS DONACIONES.GRACIAS.
www.westernunion.com

Pastor: Hermano Jose Bravo

Director Alavanzas:Hermano Ramon Cedeño

Sindico: Hermano Geovany Basurto

Editor: Hermano Emilio Andrade G.

e-mail:
emilioandrade_1961@yahoo.com

UNA NOTA FINAL DE REFLEXION

¡Hay tanto para hacer Hermanos!

La Siembra

Siembra amor, y recogerás unión.
Siembra uniones, y recogerás paz.
Siembra paz, y recogerás armonía.
Siembra armonías, y recogerás ilusión.

Siembra ilusiones, y recogerás vida.
Siembra la vida, y recogerás regalos.
Siembra regalos, y recogerás alegría.
Siembra alegría y recogerás la fe perdida.

Siembra la fe, y recogerás esperanza.
Siembra esperanza, y recogerás confianza.
Siembra confianza, y recogerás unidad.
Siembra unidad, y recogerás felicidad.

Siembra felicidad, y recogerás carácter.
Siembra acciones, y recogerás hábito.
Siembra hábitos, y recogerás carácter.
Siembra un carácter, y recogerás destino.

Y con esa ilusión, crecerá tu sueño.
Con ese sueño, crecerá tu realidad.
Con esa realidad, crecerá tu verdad,DIOS

Siembra, siembra hermano que biene ya la recompensa, Dios la prometio y esa es la verdad.Amen.-




 
 
Escríbeme
Me interesa tu opinión